Tendencias: Internet de las cosas para los sistemas de control de grupos electrógenos

Como seguramente sepas ya, estos años estamos viviendo una auténtica revolución tecnológica en prácticamente todos los sentidos. Especialmente, en el sector de las telecomunicaciones y los datos.

En ese sentido, esta vez hemos querido hacer un artículo un poco distinto desde Morillo para nuestro blog. La intención es informar y analizar esta nueva tendencia que tanto se escucha por todas partes.

Y es que, aunque en los medios de comunicación vemos casi a diario el concepto de “internet de las cosas”, aún sigue siendo algo muy novedoso y, además, que nos puede afectar personal y profesinalmente.

Por tanto, vamos a hacer un repaso general sobre lo que es este famoso “internet de las cosas”, su influencia en el sector eléctrico y el por qué de su relevancia en máquinas como los grupos electrógenos.

¿Qué es el “Internet de las Cosas”?

Realmente, no es un concepto demasiado complejo de entender, puesto que hace referencia a que las máquinas —generalmente, las de uso cotidiano— estén contectadas a la red por Wi-Fi.

Es un concepto que normalmente se asocia a electrodomésticos del hogar, como frigoríficos, hornos, cocinas, etc. Sin embargo, como veremos aquí, va mucho más allá, tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Este sistema se puede aplicar a prácticamente cualquier tipo de máquina. Para ello, bastaría con diseñarla incluyendo dispositivos de red con los que poder conectarse a un Wi-Fi. A partir de ahí, ya se estudiaría qué software es el más óptimo para controlarla y recibir información, o qué sensores y funcionalidades son a las que más partido se les puede sacar.

Influencia sobre la tendencia tecnológica en el sector eléctrico

Sin duda, el sector eléctrico es uno de los mejores para que se aplique esta tecnología por dos factores, fundamentalmente:

  • Versatilidad
  • Simplicidad

Con la variedad y bajo coste relativo de los dispositivos eléctricos y electrónicos que hay hoy en día, resulta que el gasto que supondría invertir en esta tecnología se recuperaría rápidamente y con mucho menor riesgo que en otros sectores.

Por otra parte, cabe destacar las dos formas que hay de beneficiarse del “internet de las cosas” en el sector eléctrico. Y más concretamente, con los grupos electrógenos: control e información.

Ambas son relevantes y deben ir de la mano para sacar el máximo provecho. Asimismo, mejorarán notablemente la seguridad de las propias máquinas, de la red eléctrica a la que estén conectadas y, sobre todo, de las personas que estén alrededor.

“Internet de las cosas” para el control de maquinaria eléctrica

Una de sus principales utilidades o, al menos, una de las más famosas, es la posibilidad de controlar a distancia cualquier máquina. El ejemplo más cotidiano lo tenemos con las cafeteras que podrían hacer café ordenándoselo a distancia desde el teléfono móvil al estar conectada a internet.

No obstante, a nosotros nos interesa más la utilidad que tiene con los grupos electrógenos. Con ellos, no solo se podría controlar su puesta en marcha y apagado, sino que se podrían manejar las distintas configuraciones. Recuerda que se pueden utilizar de forma individual o en grupo, formando “redes” de grupos electrógenos a las que se le puede incluir la propia red eléctrica.

Esto significa que se puede llegar a facilitar enormemente el ajuste de los grupos y aumentar la eficiencia total.

“Internet de las cosas” para extraer información útil

Como no podía ser de otra forma, también es importante conocer el estado de la maquinaria. Y con el internet de las cosas, se podrá hacer fácilmente y a tiempo real.

Su principal utilidad reside en controlar que todo funciona bajo los niveles de seguridad (temperaturas, presiones, potencia, etc.), pero también implica conocer en qué estado se consigue mayor eficiencia o por qué se dan ciertas situaciones.